2. A clase en zapatillas

          Mañana tengo que madrugar a las 6 de la mañana porque tengo clase a las 8 (casi una hora para prepararme ¡y casi otra para atravesar París!) Así que estoy bastante atareada, ¡a ver si un día os puedo contar algo más! Entre las clases, prepararlas, buscar alojamiento, ir al super, comprar ropita caliente que aquí hace mucho frío (después hablan del mal tiempo de Galicia) se me va el tiempo.

          Ayer por la noche y hoy por la mañana estuve bastante congestionada, me sentía griposa (acabo de alucinar con la palabra, ¡existe en el diccionario!), pero me tomé una especie de Frenadol que compré antes de venir para aquí y a lo largo del día ya me puse como nueva. Tengo constipado pero al menos no ese malestar, y eso que de noche me sentía con fiebre y todo, sudando, fatal, hasta pensaba en que no debía ir a clase. Pero cuando me levanté, me abrigué toda muy bien y ¿¿a que no sabéis con qué fui a clase??

¡¡Con zapatillas!! ¡Sí! Leéis bien.

          Es que las que compré para andar por casa. Son una especie de bailarinas con la suela finita, que se sujetan muy bien al pie. Son blanditas y suaves, casi parecen más calcetines que otra cosa. Y como tenía tanto frío, se me dio por meterlas dentro de las botas, (que me quedan grandes) y las llevé puestas. Eso ayer, y hoy además de eso, el chándal de andar por casa, por debajo del pantalón (¡hace un frío pero un frío del copón!)

           Además el otro día me compré en la zona de Saint-Michel, cerca de Notre Dame, dos bufanditas, cada una por un euro, negras pero diferentes cada una, porque la rosa que llevé no me pega con muchas cosas. Ahora las llevo puestas todo el día… y cómo se agradecen  mmmmmmmmmm…  También cogí unos guantes por 2 euros, una falda muy chula por 10 y un short para salir por 15.

          También vi un gorrito que me gustó mucho, y que se agradece para el frío, ¡pero costaba 13 euros! Al parecer era 50% angora que, efectivamente, es cara. No lo llegué a comprar, pero visto cómo me cogió el frío, ¡creo que voy a cambiar de opinión!

          La niña que cuido muy bien, me ayuda a preparar juegos para los alumnos, a recortar, pegar, etc. Y los alumnos de momento bien, revoltosos, pero mucho mejor eso que una clase que tuve que eran apáticos totales: No decían ni que sí ni que no, todo les era indiferente, ¡eso es lo peor!

          Por el resto bien, fue el primer día pero pienso que les gusté, (igual que ellos a mí), les hice un juego muy ameno.  Voy toda preparadita, y los tacones tiquitiquitiquitaca me dan autoridad,  esto de ser la profe y ver que me prestan atención me hace sentir importante jajaja ¡a ver si las siguientes clases me siguen gustando igual!

          Por cierto tengo un grupo nuevo , formado por dos chilenas, un panameño, un costarricense muy culto y una uruguaya, estoy hablando español  todo el día, lo cual no me agrada mucho pero… ¡al menos tengo a alguien!

Hasta aquí por hoy, ¡besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s