9 caries y un ordenador

Hoy me he ido al dentista… Por segunda vez esta semana.

Resulta que mi banco me ha regalado un mes de prueba de seguro dental.
El lunes me dirijo a uno de los centros asociados. Me diagnostican nada más y nada menos que nueve caries.

Me quedo alucinando. Vale que hace tiempo que no voy al dentista… ¡¡¿¿pero tanto??!!
Decido pedir en otra consulta una segunda opinión.
Me dice esta vez, otra dentista, que tengo, como mucho, dos caries (quizás solo una). Me realiza entonces una radiografía junto con otra prueba. Efectivamente, sólo tengo una.
-¿Cómo puede ser?- le pregunto, desconcertada.
-Mira, hay algo que se está haciendo… -me explica la doctora y también profesora en la Universidad de Santiago- pero que no está bien…

-Confiese, confiese- la incito.
-Muy a mi pesar, muchas nuevas clínicas están recomendando empastar a la mínima mancha que aparece. Tú tienes una boca perfecta, y si nunca has tenido caries, podrías llegar a tener alguna en tu vida… PERO NO DIEZ. Mientras yo te voy a cobrar un importe con dos cifras, en el otro sitio te iban a cobrar posiblemente con tres.
-Cierto es…

Me explicó que en su profesión había un código deontológico (que no tiene que ver con que esté relacionado con los dientes) que entendí muy bien porque en Traducción estudiamos el nuestro propio también. Que fuese profesora de Odontología y que llevase más de treinta años trabajando en ese tema hizo que tuviese aún más confianza en ella.

Pero además… Estaba lo del código.

-Es cierto –explicaba la doctora. Yo tengo unos valores morales que cumplir como profesional. No me siento bien realizando empastes que se podrían evitar. Además, son todo substancias ajenas al cuerpo que te incrustan en un diente. Cuanto menos tengas, mejor.
Me recordó completamente a mi artículo sobre los intereses farmacéuticos y las prescripciones médicas, el que tanta polémica levantó entre mis lectores.

Y aquí me encontraba a otra experta que corroboraba mi opinión.
Me fui de allí super contenta, por haberme cruzado en mi vida con esta gran profesional.
Lo curioso es que salgo de allí y me encuentro a otro (de otro ramo, pero igualmente gran profesional).
Como mi ordenador está bastante fastidiado, dudaba entre comprar uno nuevo o arreglar el mío.

 

Entro en una tienda. El chico me explica que me va a compensar arreglarlo. Que a él le sería más fácil venderme uno nuevo, pero que valorando lo que tenía entre manos, me aconsejaba la otra opción de repararlo, opción que a mí me iba a salir más barata.

Yo seguía dudando pero lo cierto es que como decía, parecía un excelente profesional. El anterior técnico al que había pedido presupuesto, quien por cierto me aconsejaba comprar uno nuevo, me había dicho que el touchpad de mi teclado no funcionaba. Este chico, Carlos, simplemente vio que debido a pulsar una tecla se había bloqueado.

 

Le conté la anécdota.

Y es cierto, los hechos hablaban por sí solos, y la experiencia también. No hacía falta más demostración de quién era profesional y quién no. Me dirijo a apagar mi ordenador, cuando gratamente me sorprende en la pared un texto de Louise Hay, quien escribe sobre la conciencia de abundancia y merecimiento y… vamos, sobre ese tipo de temas que me gustan a mí y que sólo me atraen a buenas personas.

-No me puedo creer que tengas ahí eso. He leído muchísimas cosas de Louis Hay.

-Es que es cierto, si haces el bien y confías…

Si hasta ahí aún tenía dudas, leer eso hizo que me decantase por confiar plenamente en Carlos para arreglar mi ordenador.
-A mí qué más me da venderte uno nuevo que arreglarte este. Además, tú que crees en eso… no me quiero crear un karma.

-Jajajaja

 

Sí señor, gran lección de profesionalismo en Pontevedra hoy, todo por causa de 9 caries… y un ordenador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s