Cadenas

Suele asociarse a algo negativo, la palabra “cadenas”.
Atan, amarran y privan de libertad.
Obligan a enviar cartas o correos indeseados… que únicamente producen ilusión cuando tienes quince años.
Hoy me he percatado de que existen otro tipo de cadenas…
-Carlos, -escribo a un amigo por whatsapp¿tú crees en la magia de la vida?… Miércoles, me quedo sin batería…- añado rápidamente.

No me dio tiempo a leer su respuesta.
-Sí, creo…

Ni a responder…
………
………

-Carlos -escribo a toda velocidad, en cuanto consigo recargar un mínimo el móvil- ¿dónde estás?
-En casa, ¿por?
-Pues baja.
-Pero, ¿pasó algo?
-No, pero baja.

¿Qué pasó? -pregunta cuando llega a mi coche-. Me estás asustando…
-Es que hoy conocí a una chica…
-¿Eres lesbiana?
-… ¡¡No!! (suspiro.) 

-A ver, ¿recuerdas de qué hablamos ayer? 
-Sí, intentabas emparejarme con alguna de tus amigas (en dos frases ya se ve el tema que más pulula por la mente masculina).
-No… otra cosa.
-Pues hablamos de todo un poco…
-¡Lo primero de lo que hablamos!
– El cáncer de mi padre…
-Sí. Pues bien: hoy he conocido a una chiquilla de 17 años. Su padre es médico y ha curado dos casos de cáncer. Hoy… justo después de que me hubieses hablado de eso ayer. Ya es casualidad…

Este hombre trabaja con diversas terapias naturales -le sigo explicando- una de ellas con imanes. Al parecer, ya ha curado dos casos.
-Pero… no voy a ser capaz de convencer a mi padre para ir a eso…
-Mira, yo, sinceramente, de los médicos convencionales me fío cada vez menos. Desde que te recetan Vandral para la depresión… y te dicen que no lo vas a dejar jamás. Desde que te recetan tres pastillas de las cuales dos son contra los síntomas que te provoca la primera, en cuyo prospecto te indica que no te cura de nada…

-Bueno, pues busco al llegar a casa algo sobre electromagnetismo.
-No, tienes que buscarlo a él, a este médico… 
-Pero esa técnica que aplica él la aplicarán otros también…
-NO. TIENE QUE SER ÉL. Carlos, este médico forma parte de un grupo de personas de confianza que sólo han traído cosas buenas a mi vida. Lo conocí por su hija  y a ella por Patri, con quien siento una comunicación especial y con la que trabajo genial. A ella por Cristina, quien quiere abrir su propio centro de terapias alternativas, y que no deja de presentarme a personas buenas. Gracias a ella conocí también a Pablo… un ser increíble. Y a Cris la conozco por haber ido a una conferencia para emprendedores a la que me invitó Mónica… quien me asesoró para buscar trabajo. Forma parte de una cadena Carlos…  tiene que ser ÉL.

-Además… ha creado su propio método también. Y aunque fuesen técnicas aprendidas de otros, la técnica que aprendes de uno, unido a lo que aprendes de otro y de otro,  te hace aprender todavía más cosas nuevas y desarrollar más, convirtiendo la tuya en una técnica exclusiva y personal. 

-Carlos, por favor, si confías en mí -digo llevándome la mano al corazón- tienes que llevarlo a este médico…
-Vale, vale, está bien…

Volviendo a casa me sentí como James Bond completando su misión. Quizás sea poner en contacto personas para que se ayuden entre sí. Completar cadenas, cerrar mi eslabón.

*Si os atrevéis a cuestionar vuestras creencias sobre la medicina tradicional, visitad este artículo de Fernando Rivadulla. ¡Gracias Fernando por tu aportación! ¡y por tu maravillosa hija!

Verdades y creencias en materia de salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s