No tuve el valor

Hoy iba a meditar…
Pero en vez de ir a mi árbol, escogí un banco al irme a sentar.
Bueno, en realidad… tampoco me puse a meditar, sino a completar la letra de una canción que se me dio por componer esta noche… a las 3 cuando me desperté.
En esto que pasan unos adolescentes.
Se sientan en el banco siguiente.
A los pocos segundos me empieza a oler a porro.
-Mimá, a estas horas de la mañana (8:00)… -pienso- qué ganas…

Lo que me daban ganas era de ir allí y decirles:
-¿Pero no sabéis esto lo malo que es? ¡Con la cantidad de cosas buenas que se pueden hacer en la vida!
… Sin embargo, lo más probable es que mis palabras cayeran en saco roto, y no me hicieran ni caso.

A continuación pensé otra opción:
También puedo decirles:
-Con lo que disfruto yo con la música…
Pero es lo mismo, me dirían:
-¡Y yo disfruto con esto!
¿Y cómo les puedo decir, que pueden obtener un placer extasiante también así?
Entonces se me ocurrió que podía romper el hielo, ponerme en su lugar. Sentarme con ellos, pedirles para fumar. Que me identificasen como una más.
(Yo que nunca fumé nada… ¡deberé hacer ese sacrificio para la humanidad!)
Y empezar:
-¿Sabéis? Estoy componiendo una canción. Y me encanta. A ver qué os parece…

Pero no tuve el valor…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s